Las razones más frecuentes que causan alopecia masculina




La alopecia en hombres es originada por distintas maneras obedeciendo a los pormenores independientes de cada caso. En las circunstancias con un mayor grado de dramatismo, concretamente en la adolescencia, es posible presentar cuadros de calvicie. No obstante, lo frecuente es que en el intervalo de tiempo entre la pubertad y la madurez se comiencen a percibir dichos vestigios. 

Cuando hablamos de alopecia masculina, lo habitual es que los hombres comiencen a notar la aparición de las “entradas” (área de la sien en donde se presenta una ausencia de pelo que incrementa con el transcurso del tiempo) y la pérdida de pelo en la zona de la coronilla. La evolución de esta caída no está sujeta a un tiempo concreto; el proceso es diferente para cada hombre y, dependiendo del episodio de alopecia podría necesitar un microinjerto o bien, el injerto más el uso de otras soluciones integrales, como complemento. 

Existen ocasiones en que algún incidente concreto provoca que la caída de pelo se presente de manera súbita y, aunque este evento no sea muy frecuente, se ha vuelto un caso más latente entre los hombres más jóvenes. 

¿Qué motivos provocan la alopecia androgenética? 
La alopecia androgenética se ocasiona como primer motivo a una alteración hormonal, y como segunda causa a una inclinación hereditaria que provoca inexorablemente que el cambio hormonal sea más severo. La unión de ambos motivos crea una tormenta perfecta que estimula y acelera la alopecia masculina. 

Durante la pubertad, la testosterona provoca algunas características propias del género masculino tales como la aparición de vello en el rostro y el cuerpo; de esta misma hormona deriva otra llamada Dihidrotestosterona (DHT) la cual altera la producción capilar y provoca sensibilidad anormal y trastornos importantes sobre el pelo. Esta hormona (DHT) es la verdadera responsable de la caída del cabello y es por eso que el hombre es más propenso a perder el pelo. 

Si la manifestación de DHT se torna extrema, es ahí donde se dice que hay una predisposición genética. Si en un árbol genealógico hay un caso de alopecia, algunas investigaciones revelan que existe un alto riesgo de padecer un cuadro alopécico similar. Sin embargo, no se trata de una regla inalterable, ya que el gen puede saltarse generaciones sin patrón evidente. 

¿Qué se puede hacer para luchar contra la alopecia?
Existen diferentes alternativas para combatir la alopecia masculina y se dividen en soluciones: preventivas y definitivas. Si la alopecia es superficial, refiriéndonos a entradas y coronillas que apenas comienzan a perder densidad, las soluciones preventivas son la alternativa acertada: métodos farmacológicos, o bien, la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas (PRP). 

Si nos referimos a una alopecia masculina con trastornos más severos como coronilla despoblada y una pérdida de densidad muy evidente, la alternativa es optar por una solución definitiva como el microinjerto capilar. 

A través de las clínicas Kaloni te informamos que si tienes alguna duda de sufrir un cuadro de alopecia masculina, recuerda que disponemos de un equipo de expertos altamente cualificados y soluciones efectivas para ganar la batalla contra la alopecia y conquistar tu mejor imagen. 

Obtén una valoración completamente gratuita y frena la caída de pelo con Kaloni. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *