Invierno, ¿La estación más idónea para el microinjerto?

Microinjerto


Infinidad de hombres se replantean solucionar sus problemas de calvicie sometiéndose a un microinjerto capilar. Pero ¿habrá un tiempo ideal para encomendarnos a dicha resolución? Los expertos en procedimientos capilares corroboran que la temporada más propicia para realizar un tratamiento capilar es durante el invierno, y existe un motivo. 

Cuando una persona se somete a una intervención, es normal que prefiera tomarse unos días para reposar e inclusive para no hacer tan evidente su procedimiento, y qué mejor que los periodos vacacionales que nos permiten ausentarnos de forma justificada y durante el tiempo necesario para cumplir con el proceso de recuperación. 

Durante las vacaciones de verano disponemos del tiempo suficiente para que un procedimiento como el microinjerto capilar pase totalmente desapercibido, sin embargo, el clima de esta época incluye más actividades al aire libre e invita a disfrutar más de viajes o planes al exterior. El invierno, por otro lado, es el periodo más favorecedor y es que, cuando compaginamos tiempo de descanso con el cumplimiento de los requerimientos post-operatorios, es posible lograr una recuperación óptima. 

Cuidados post-operatorios:
El microinjerto capilar es una intervención que trasplanta folículos pilosos hacia las zonas afectadas por la calvicie. Estas unidades crecen de manera espontánea aproximadamente 90 días después de su implantación y por esto, es necesario dar el tiempo suficiente para que cicatricen, tanto la zona donante, como la zona implantada. 

Microinjerto
Después de los 15 días podrá ponerse gorra sin problemas *

A continuación, le presentaremos las pautas que debe tomar en cuenta luego de un trasplante capilar. Como notará, algunos puntos son más fáciles de llevar a cabo en época de invierno que en verano: 

  • Prevenir al pelo injertado de la exposición solar durante los primeros 90 días.
  • Evitar el contacto directo con el cloro, el uso de piscinas y la sal del mar durante los primeros 30 días, para no perturbar las fases naturales del crecimiento del pelo.
  • Prescindir la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco. Esto evita impactos severos sobre el sistema inmunológico y que la evolución de cicatrización se materialice de forma conveniente.
  • Evitar agachar la cabeza y no coger demasiado peso; la filtración del suero fisiológico podría provocar un edema en la frente y su impacto podría durar al menos tres días.
  • Esperar el tiempo aconsejado para comenzar a lavar el pelo, procediendo al respecto según los cirujanos indiquen.
  • Atrasar mínimo 15 días nuestras actividades deportivas, debido a que debemos aguardar a la cicatrización total de las zonas intervenidas en el microinjerto capilar.
  • *No ejercer presión sobre la zona de la cabeza en el transcurso de los primeros 15 días. Finalizado ese periodo de tiempo, podrá ponerse gorro sin problemas. Tenga mucha precaución con los gorros de natación y los cascos de moto, ya que profesan un alto nivel de presión. Opte por el uso de gorros y sombreros sólo para evitar la exposición del pelo a los rayos del sol.

Si ama tomar el sol y bañarse en el mar durante el verano, opte por realizar su microinjerto durante el invierno. El tiempo de descanso, las características medioambientales y la facilidad con la que se pueden cumplir los cuidados post-operatorios son la combinación idónea para un mejor proceso de recuperación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *