Microinjerto de pelo mediante técnica fue: Paso a paso




1.- Llegada del paciente
Cuando el paciente llega a nuestras clínicas para someterse a una intervención de microinjerto capilar es recibido por un equipo auxiliar que lo ayuda a instalarse y le facilita una vestimenta desechable y cómoda que consta de bata y calzas para usarla durante el procedimiento. 

2.- El equipo médico recibe al paciente
Antes de proceder a la ejecución del microinjerto de pelo por medio de la Técnica FUE, el equipo médico responsable de realizar la intervención da la bienvenida al paciente y le explica con todo lujo de detalles las etapas de las que constará la intervención del microinjerto. Asimismo, le suministrarán una profilaxis antibiótica. 

3.- Realización de fotografías antes de la intervención
En la antesala previa al trasplante capilar, se llevará a cabo la realización de fotografías para contrastar el resultado de la intervención y el diseño que caracterizará la imagen futura del paciente. Del mismo modo, dichas imágenes nos ayudarán como documento imprescindible para llevar un control constante del progreso del implante hasta alcanzar el resultado final. 

4.- Diseño de la zona receptora y donante
Con el fin de conseguir la mayor cantidad de unidades foliculares posibles, es imprescindible desalojar el cabello de la zona donadora y para ello cortamos el cabello en la parte posterior de la cabeza y en los laterales. Después, un médico dibujará el área receptora con la ayuda de un rotulador indeleble, distribuyendo el pelo en distintas zonas que se distinguen entre la zona frontal (primera línea de implantación), zona anterior media, posterior y vértex, subordinándonos a las zonas dependiendo de las particularidad del área concreta a poblar en el paciente. 
Consecutivamente, tenderemos al paciente en la camilla en postura decúbito prono y se diseñarán los límites de la zona donante. Instantes después, dormiremos la zona de la cual se extraerán las unidades foliculares, empleando específicamente una anestesia local sólo en la zona a intervenir.  

5.-  Adquisición de las unidades foliculares
Cada uno de los folículos que se extraen proceden de zonas genéticamente proyectadas para no caer, por esta razón los folículos trasplantados crecerán de la misma forma que el resto del pelo y difícilmente volverán a caerse. Además, con la Técnica FUE es posible elegir las unidades ideales para “rellenar” de manera óptima la zona afectada por la alopecia. Para lograrlo, separamos los folículos de uno, dos, tres o más pelos, e implantamos conforme a las necesidades concretas de cada uno de nuestros pacientes. 
De principio a fin, el procedimiento se llevará a cabo con los mayores estándares de precisión, con el desafío de separarlos de forma independiente y preservando la salud de cada folículo. 

6.- Técnica FUE en Kaloni: Extracción individual de unidades foliculares
Para la extracción empleamos un instrumental milimétrico denominado “punch”, el cual posee la función específica de un microbisturí cilíndrico con un grado de 0,75 a 0,90 mm de diámetro, que se emplea conforme al diámetro del cabello de cada paciente. Primero separamos al folículo del cuero cabelludo con el “punch” y lo retiramos con la ayuda de unas pinzas específicas. Por definición, estamos hablando de una técnica muy precisa que contempla una elevada contingencia para el folículo, manifestándose en esta práctica la habilidad y experiencia profesional del equipo médico. 

7.- Disposición de los injertos y su conservación
Los folículos conseguidos son dispuestos en unas cajas Petri con divisiones, que poseen placas específicas de baja temperatura, con el propósito de preservar la temperatura apropiada para su conservación. En su interior, un técnico de quirófano irá clasificando y acondicionando las diferentes unidades foliculares, recopilándolas por la cantidad de pelos que alberga cada una y sumergiéndolas en una disolución salina para su óptima preservación. La preparación y conservación de las unidades foliculares son el quid de la cuestión para una perfecta culminación del microinjerto de pelo. Tal preparación se realiza por medio de enfermeras debidamente cualificadas que se sirven de lupas especiales o microscopios para el empleo y conservación de los folículos. 

uisición de las unidades foliculares, clasificación por unidad, punch y microinjerto.


8.- Una parada de descanso
Por motivos ligados a la durabilidad del procedimiento, una vez finalizada la obtención de las unidades foliculares, hacemos un alto para que el paciente pueda descansar o ir al baño. Si lo desea, el paciente también podrá tomar un refrigerio ligero. 

9.- Implantación
Para proceder con esta fase, anestesiamos localmente la zona a implantar. Los asistentes de quirófano emplazan las unidades en dispositivos denominados “implanters” que nos ayudan a introducir los folículos en el cuero cabelludo. Se puede decir que esta es la etapa en la que el cirujano muestra la magnitud de su destreza que será exigida fielmente por el diseño que realizó previamente y también a la colocación de los folículos de acuerdo al número de pelos, trayectoria de crecimiento y ángulo de inclinación.  

10.- Final del procedimiento
Cuando todas las unidades foliculares finalmente son instaladas conforme a las características de la zona a poblar, estamos en disposición de afirmar que el procedimiento quirúrgico ha llegado a su fin. 

11.- Lavado y revisión de las zonas intervenidas
Tras el primer lavado de cabeza, le aclaramos al paciente cómo hacerlo en el transcurso de los siguientes días, debido a que es imprescindible efectuar lavados diarios preservando la zona donante y receptora lo más higiénicas posible. Finalmente, revisaremos una vez más las áreas intervenidas con el fin de cerciorarnos de que todo está en perfectas condiciones. 

12.- Toma de fotografías
Seguidamente, se procederá a la ejecución de la segunda toma de fotografías, con el objetivo de contrastar la evidente transformación que ha significado la cirugía y poder confrontar el reciente diseño que modificará la futura imagen del paciente. 

13.- Aclaración del postoperatorio
Después de ser finalizada la intervención, se le aclarará al paciente las normas y atenciones que tiene el deber de cumplir los siguientes días post-cirugía. Someterse a estas pautas es imprescindible para conservar la absoluta supervivencia de los folículos. De igual forma, se le otorgan de forma escrita cada una de las directrices indispensables para el cuidado del pelo, y el desarrollo óptimo del trasplante, el lavado del pelo, prescripciones médicas y eventuales alteraciones secundarias. 

14.- La despedida del paciente
Después de confirmar que las indicaciones del postoperatorio han sido claras y que el intervenido se siente en estado óptimo, el paciente podrá salir de la clínica. El proceso de tiempo de toda la intervención se estima entre 5 a 8 horas de duración. 

15.- Visitas posteriores
Con el fin de examinar y observar la evolución del procedimiento, fijamos una agenda de visitas. Usualmente, se convoca al paciente a las 72 horas para la realización de la primera cura. La siguiente visita se hace a los 15 días aproximadamente y después se lleva a cabo una rutina de visitas a los 30 días y a los 6, 10 y 14 meses. Asimismo, se volverán a realizar fotografías con el objetivo de apreciar el resultado final del paciente. 

Ahora ya conoces todos los pasos de un microinjerto capilar mediante la técnica FUE. Deja de lado toda duda y atrévete a recuperar tu pelo con Kaloni. 

Pide tu cita de valoración

Agendar aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *