¿Se puede trasplantar cabello con canas?

trasplantar-cabello-con-canas-1


Existe la idea errónea de que la fuerza de las canas es menor que la del cabello de color. El pelo canoso es genéticamente tan fuerte como el cabello normal y los folículos se pueden extraer de la misma manera de la zona donadora para trasplantar. Cuando las canas vienen con otros atributos, como el rizado o la ondulación, los resultados obtenidos con el cabello canoso y el trasplante capilar se pueden mejorar aún más.

Características del cabello canoso

La mayoría de las personas experimentamos la aparición de canas conforme avanza la edad, cuando la producción de melanina se reduce o se detiene y el cabello pierde color para volverse blanco o gris.

Las canas se producen por una decoloración del cabello a medida que envejecemos. Esto se debe a que durante la fase anágena de crecimiento del cabello, los melanocitos (fabricadores de melanina) dejan de producir el pigmento, y por lo tanto el cabello crece sin color. 

¿Trasplantar cabello con canas?

Es muy importante resaltar que el cabello con canas no es un problema a la hora de realizar un injerto capilar. Se pueden utilizar de la misma manera los folículos que un cabello con color y en la misma cantidad.

Aunque el cabello de la zona donadora no tenga pigmento, conserva sus propiedades resistentes a la DHT, lo que lo hace ideal para realizar un trasplante capilar.

¿El cabello implantado se puede teñir?

El cabello implantado posee las mismas características que el resto del pelo. El comportamiento del paciente con su nuevo cabello es exactamente igual que si no se hubiera sometido al trasplante capilar. Por ejemplo, muchos de los pacientes ya se teñían el pelo desde antes de someterse al trasplante y no hay motivo por el cual no puedan seguir haciéndolo. Si se utilizan los productos adecuados, el teñido no tiene porque resultar nocivo para el cabello implantado, los folículos no van a perder su fuerza ni se van a “morir” por aplicarle un tinte. 

Una vez pasados cuatro meses después de haber realizado el trasplante, y una vez que el cuero cabelludo haya sanado, el nuevo cabello se se puede teñir. Es conveniente  desprenderse de miedos basados en prejuicios: te puedes peinar y teñir el pelo después de un injerto sin ningún tipo de problema.

Tal vez una recomendación apropiada es que si normalmente te tiñes el pelo en casa, es posible que quieras considerar hacerlo en la peluquería la primera vez y ponerte en manos expertas. Un colorista experto te podrá recomendar el producto que mejor se adapte a su cabello. 

Si tienes más dudas o te gustaría que habláramos de algún tema en especial en este blog, siéntete con la confianza de dejarnos aquí tus comentarios.

También te puede interesar

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *