¿Los eunucos tienen más cabello?

eunucos-tienen-mas-cabello


Recientemente te platiqué en este blog sobre la influencia de la testosterona en la pérdida de cabello. Esto nos llevó a reflexionar sobre otros aspectos relacionados con las hormonas masculinas, e ineludiblemente surgió la pregunta: ¿Los eunucos tienen más cabello?

Aunque nos duela la respuesta: Sí, ya que como hemos visto en textos anteriores, mucho de la calvicie se da por la dihidrotestosterona (DHT) que es un derivado de la hormona producida en los testículos, entonces: no testículos – no testosterona – no dihidrotestosterona ¡PUM! Calvicie solucionada. ¿Quién diría que fuera tan sencillo, verdad?

Si bien sabemos que la amputación testicular no es una opción viable para la calvicie, aquí te daré algunos datos interesantes que te dejarán con el ojo cuadrado.

Cuando no tener testículos era genial

En casi todas las culturas del orbe, la sexualidad está vinculada en esencia a la penetración y procreación. Sin embargo, en algún momento de la historia, era de gran ayuda tener en el harén a un hombre guardián que no pudiera penetrar ni procrear. Y por ello los eunucos al no tener testículos eran perfectos.

Tan importantes llegaron a ser los eunucos en las altas clases sociales que muchas familias pobres castraban a sus hijos para que estos fueran educados poco a poco y así se dedicaran a servir a las familias ricas o gobernantes. Muchos de ellos terminaban gozando de gran credibilidad, sueldo y fungían como consejeros de la corte, compañía, educadores o administradores. Quizás Lord Varys de Game of Thrones sea el ejemplo más cercano de este tipo de personajes —con el detalle que, según la ciencia, no debería de ser calvo—. 

Otra figura que también tenía que ver con la castración, pero no para cuidar un harén, era la de los castrati, pues estos eran las estrellas brillantes de los escenarios pero con un pasado más que oscuro.

Al inicio del catolicismo apostólico romano estaba prohibido que las mujeres cantaran alabanzas, por eso en el clásico canto gregoriano sólo participaban hombres y años más adelante niños, los cuales contaban con capacidades vocales de soprano (voz más alta en las mujeres) y mezzoSoprano (voz intermedia en mujeres). Pero había un problema grande digno del padre Maciel: ¡Crecían!, y la voz se hacía más gruesa, perdiendo la cualidad de “voz angelical”, por lo que se encontró una respuesta brillante propia de un mundo que quemaba brujas: Antes de la pubertad hay que quitarle los testículos. Sí, los testículos, al fin y al cabo medievo.

Te cuento que una de las voces más aclamadas por escritores de la época fue la del castrato Farinelli, quien, según se dice, cantaba como soprano y fascinó al mundo. ¡Lástima que no había grabaciones!

Esta es una estupenda película que puedes ver sobre la vida de Farinelli

Además de cabellera abundante, ¿buenos amantes? ¡Déjanos algo Señor!

El morbo no se hacía esperar, y alrededor de los castrati y de los eunucos, los rumores de ser geniales amantes había recorrido el mundo. El imaginario colectivo los veía como los cómplices perfectos, pues sin testículos no hay embarazo. Pero pensando en el desempeño sexual “convencional”, era poco probable que cumplieran, porque a falta de testículos no se podía mantener una erección. Sin embargo, algunos textos sobre sexología, más el sentido común, nos hacen pensar: ¿Quién necesita una erección con un poco de imaginación? ¿Podría ser el caso de los eunucos? Ya desde los hindúes con su libro sagrado Kamasutra, hasta el inicio de la sexología occidental con los famosos sexólogos Masters y Johnson nos habían advertido que la sexualidad se vivía en la plenitud de todos los elementos y no enfocado al órgano sexual. ¡Quizás algo haya que aprenderle a los eunucos!

Bienvenido al futuro, por favor: no te castres

Además de que se prohibió la castración a nivel mundial, hoy existen diversas opciones para detener la enzima que convierte la testosterona en la tan temida Dihidrotestosterona. Entre ellas podemos encontrar Finasteride de 1mg, que retrasará por mucho la caída del cabello; el Minoxidil que aumenta la fase de crecimiento activo del cabello, y la joya de la corona: el injerto capilar, el cual tiene la ventaja de que puedes tener tu voz firme y varonil, al mismo tiempo que muestras tu capacidad personal para transformar los frutos de tu trabajo en bienestar y masculinidad.

Imagen principal: Cortesía de Screenbound Pictures del filme Farinelli [1994]

También te puede interesar

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *