Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de Analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras

La forma de recobrar su anhelado pelo y no perderlo jamás, a través de un implante capilar.

El microinjerto capilar es, sin discusión alguna, una de las opciones más avanzadas para recobrar el pelo perdido. Pero, ¿qué áreas capilares se pueden trasplantar con dicha técnica?

El día de hoy deseamos mostrarle las distintas zonas en donde es posible implantar pelo, profundizando en las zonas más afectadas por la calvicie: las entradas y la coronilla.

Implante capilar en las zonas de entradas y coronilla

La caída de pelo en las entradas y en la coronilla es común en los hombres que padecen alopecia androgénica, también conocida como calvicie común. Casi el 85% de ellos son víctimas de sus estragos, por lo que podemos asegurar sin equivocarnos que ésta es el tipo de pérdida capilar más propagada que existe. A medida que las consecuencias de la calvicie incrementan, los hombres empiezan a notar cambios perceptibles en su imagen, cambios que progresan considerablemente con el paso del tiempo. Un gran número de los hombres afectados por esta condición investigan soluciones para “ponerse pelo” y recobrar la imagen que proyectaban anteriormente. Debido a esto, los dos modelos más genéricos y comunes de trasplante capilar son el microinjerto en la zona de las entradas y coronilla.

Para recubrir las áreas despobladas, se extraen las unidades foliculares ubicadas en la zona posterior de la cabeza (zona donante). La extracción se lleva a cabo obedeciendo el ángulo de crecimiento, profundidad y dirección exacta de los folículos que ya existen, para dar como resultado un aspecto natural y en sincronía con la naturaleza del resto del pelo.

Los expertos de Kaloni coinciden en la importancia de sumergir los folículos una vez obtenidos en la extracción en PRP (Plasma rico en plaquetas) con el fin de mantenerlos con la mayor calidad de nutrición para prepararlos finalmente para la implantación.

En los casos en que la zona donante es limitada o deficiente, Kaloni entiende que el paciente no es apto para la intervención y le ofrece una alternativa que satisfaga sus necesidades. Para Kaloni lo más importante es obtener los resultados más óptimos para sus pacientes y no sólo realizar un número ilimitado de intervenciones a cualquier precio.

La pérdida del pelo, en una calvicie común, se estabiliza hasta los 55 o 60 años. Deberá tenerse en cuenta entonces que, aunque el resultado del microinjerto haya sido un éxito, el progreso del resto del pelo seguirá su destino genético. Un perfecto diseño del cirujano ayudará a que, después de los años, el efecto visual de los resultados siga siendo natural, por más que la densidad capilar haya menguado en algunos casos.

¿CONOCE SU GRADO DE ALOPECIA?

El microinjerto en la zona de las entradas igualmente es requerido por algunas personas que, aunque no padezcan alopecia, desean alterar la línea frontal de su pelo. El diseño en esta circunstancia es de mayor calado ya que reconstruye la línea que encuadra la cara y debe permanecer apegado al aspecto esencial de la persona. En estos procedimientos son obligados dos intervenciones para no lesionar la vascularización de la dermis, debido a que la zona frontal en concreto es ausente de pelo y se tiene como fin lograr una densidad con la misma naturalidad que el resto del cabello.

Es importante mencionar que tras la intervención, el postoperatorio es simple y hay que tener en cuenta las siguiente sugerencias: evitar la exposición directa al sol, tener cuidado a las agresiones en la zona intervenida y proteger una pequeña costra que se cae pocos días después. Por lo demás, los tan ansiados resultados se harán visibles entre 6 y 8 meses después de la intervención, tiempo necesario para que los folículos se adapten y logren su desarrollo natural. El resultado total y definitivo se podrá contemplar al año de la intervención.

Para finalizar y haciendo una síntesis definitiva, el microinjerto en entradas y coronilla es un procedimiento sencillo y eficiente que es absolutamente aconsejable para transformar la apariencia de quien ha perdido su cabello. Esta clase de intervención es sin parangón una solución efectiva para devolverle el pelo perdido, y está alcanzando niveles estratosféricos de popularidad por el gran número de famosos (actores, políticos, futbolistas, etc.) quienes gracias a los implantes capilares experimentan rejuvenecimiento muy evidente.

No importa si se trata de un caso médico o estético, para diagnosticar las exigencias exactas de la intervención, así como el presupuesto, es imprescindible la evaluación personal de un equipo de expertos capilares.

En Kaloni le ofrecemos una evaluación sin costo para que reciba un diagnóstico confiable y el tratamiento ideal para solucionar sus problemas de calvicie.

No lo piense más y acuda a su cita:

La forma de recobrar su anhelado pelo y no perderlo jamás, a través de un implante capilar.

El microinjerto capilar es, sin discusión alguna, una de las opciones más avanzadas para recobrar el pelo perdido. Pero, ¿qué áreas capilares se pueden trasplantar con dicha técnica?

El día de hoy deseamos mostrarle las distintas zonas en donde es posible implantar pelo, profundizando en las zonas más afectadas por la calvicie: las entradas y la coronilla.

Implante capilar en las zonas de entradas y coronilla

La caída de pelo en las entradas y en la coronilla es común en los hombres que padecen alopecia androgénica, también conocida como calvicie común. Casi el 85% de ellos son víctimas de sus estragos, por lo que podemos asegurar sin equivocarnos que ésta es el tipo de pérdida capilar más propagada que existe. A medida que las consecuencias de la calvicie incrementan, los hombres empiezan a notar cambios perceptibles en su imagen, cambios que progresan considerablemente con el paso del tiempo. Un gran número de los hombres afectados por esta condición investigan soluciones para “ponerse pelo” y recobrar la imagen que proyectaban anteriormente. Debido a esto, los dos modelos más genéricos y comunes de trasplante capilar son el microinjerto en la zona de las entradas y coronilla.

Para recubrir las áreas despobladas, se extraen las unidades foliculares ubicadas en la zona posterior de la cabeza (zona donante). La extracción se lleva a cabo obedeciendo el ángulo de crecimiento, profundidad y dirección exacta de los folículos que ya existen, para dar como resultado un aspecto natural y en sincronía con la naturaleza del resto del pelo.

Los expertos de Kaloni coinciden en la importancia de sumergir los folículos una vez obtenidos en la extracción en PRP (Plasma rico en plaquetas) con el fin de mantenerlos con la mayor calidad de nutrición para prepararlos finalmente para la implantación.

En los casos en que la zona donante es limitada o deficiente, Kaloni entiende que el paciente no es apto para la intervención y le ofrece una alternativa que satisfaga sus necesidades. Para Kaloni lo más importante es obtener los resultados más óptimos para sus pacientes y no sólo realizar un número ilimitado de intervenciones a cualquier precio.

La pérdida del pelo, en una calvicie común, se estabiliza hasta los 55 o 60 años. Deberá tenerse en cuenta entonces que, aunque el resultado del microinjerto haya sido un éxito, el progreso del resto del pelo seguirá su destino genético. Un perfecto diseño del cirujano ayudará a que, después de los años, el efecto visual de los resultados siga siendo natural, por más que la densidad capilar haya menguado en algunos casos.

¿CONOCE SU GRADO DE ALOPECIA?

El microinjerto en la zona de las entradas igualmente es requerido por algunas personas que, aunque no padezcan alopecia, desean alterar la línea frontal de su pelo. El diseño en esta circunstancia es de mayor calado ya que reconstruye la línea que encuadra la cara y debe permanecer apegado al aspecto esencial de la persona. En estos procedimientos son obligados dos intervenciones para no lesionar la vascularización de la dermis, debido a que la zona frontal en concreto es ausente de pelo y se tiene como fin lograr una densidad con la misma naturalidad que el resto del cabello.

Es importante mencionar que tras la intervención, el postoperatorio es simple y hay que tener en cuenta las siguiente sugerencias: evitar la exposición directa al sol, tener cuidado a las agresiones en la zona intervenida y proteger una pequeña costra que se cae pocos días después. Por lo demás, los tan ansiados resultados se harán visibles entre 6 y 8 meses después de la intervención, tiempo necesario para que los folículos se adapten y logren su desarrollo natural. El resultado total y definitivo se podrá contemplar al año de la intervención.

Para finalizar y haciendo una síntesis definitiva, el microinjerto en entradas y coronilla es un procedimiento sencillo y eficiente que es absolutamente aconsejable para transformar la apariencia de quien ha perdido su cabello. Esta clase de intervención es sin parangón una solución efectiva para devolverle el pelo perdido, y está alcanzando niveles estratosféricos de popularidad por el gran número de famosos (actores, políticos, futbolistas, etc.) quienes gracias a los implantes capilares experimentan rejuvenecimiento muy evidente.

No importa si se trata de un caso médico o estético, para diagnosticar las exigencias exactas de la intervención, así como el presupuesto, es imprescindible la evaluación personal de un equipo de expertos capilares.

En Kaloni le ofrecemos una evaluación sin costo para que reciba un diagnóstico confiable y el tratamiento ideal para solucionar sus problemas de calvicie.

No lo piense más y acuda a su cita:



Boton Formulario
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.