Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, el tracking de analytics y la experiencia para nuestros usuario. Para continuar utilizando nuestra página web, debe estar de acuerdo con nuestras Políticas de uso de Cookies y Aviso de Privacidad.

La alopecia androgenética o calvicie es un proceso que, aunque no supone riesgos para la salud, origina trastornos graves en la imagen de quien la padece. En el post de hoy mencionaremos brevemente en qué consiste un microinjerto capilar y sus ventajas.

Un microinjerto capilar es una intervención quirúrgica leve que se lleva a cabo con anestesia local, no requiere ingreso hospitalario y consiste en la extracción de folículos de la zona donante para ser injertadas en las zonas afectadas por la caída del pelo. Los resultados son indiscutibles y sus efectos completamente naturales, esto debido a que los injertos poseen particularidades genéticas que evitan que los pelos se vean afectados por la alopecia. Después de una intervención de microinjerto capilar, el post- operatorio tiene un promedio de duración de aproximadamente una semana, los primeros efectos serán visibles después de tres meses y el resultado final, al año. Las ventajas más importantes de someterse a una intervención de microinjerto capilar son las siguientes:

Procedimiento definitivo
No hay duda al respecto, si se comienza a pensar en la posibilidad de someterse a una intervención de microinjerto capilar es porque se observan indicios razonables que indican la caída del pelo. Sin embargo, si la pérdida es leve, se pueden optar por otro tipo de tratamientos. Algunos tratamientos farmacológicos activan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo para que los nutrientes se desplacen con más eficiencia a los folículos pilosos y retrasen la caída del pelo; otros restringen la proliferación de dihidrotestosterona, que es la hormona culpable de la alopecia.

Este tipo de tratamientos son temporales ya que su función sólo retrasa la caída del pelo y actúan dependiendo del grado de la caída. Un caída leve se pueden frenar con estos fármacos, no obstante, si estamos ante una caída de pelo severa, es necesario optar por alternativas contundentes como el microinjerto capilar.

El microinjerto capilar es un procedimiento efectivo para terminar con la alopecia ya que, como mencionamos anteriormente, se injertan folículos resistentes en las zonas donde el pelo no existe y no volverá a crecer.

Intervención segura
El microinjerto capilar es una intervención quirúrgica leve, lo que significa que no requiere el ingreso del paciente ni administrar ningún fármaco excepto anestesia local. Con el método FUE es necesario rapar la zona donante del paciente pero la mayoría de hombres se inclinan por el afeitado total de la cabeza, de esta manera el pelo crecerá uniformemente por todas las zonas.

Resultados naturales
El pelo injertado pertenece al propio paciente. Tras un procedimiento de microinjerto capilar el folículo piloso retornará al flujo sanguíneo del cuero cabelludo con el fin de percibir los nutrientes que previamente recibía, aunque en un nuevo lugar. Por este motivo, es posible reconquistar la imagen perdida.

Las clínicas Kaloni avanzan hacia la evolución
La tricología avanza sin descanso. Constantemente surgen nuevos avances que aminoran el proceso imparable de la caída del pelo y aumentan su crecimiento. También se estudia la posibilidad de originar folículos pilosos fuera del cuero cabelludo e inventar nuevas tecnologías que erradiquen la alopecia androgenética para siempre.

Si quieres recuperar tu imagen perdida, no lo dudes más y ponte en contacto con las clínicas Kaloni.

La alopecia androgenética o calvicie es un proceso que, aunque no supone riesgos para la salud, origina trastornos graves en la imagen de quien la padece. En el post de hoy mencionaremos brevemente en qué consiste un microinjerto capilar y sus ventajas.

Un microinjerto capilar es una intervención quirúrgica leve que se lleva a cabo con anestesia local, no requiere ingreso hospitalario y consiste en la extracción de folículos de la zona donante para ser injertadas en las zonas afectadas por la caída del pelo. Los resultados son indiscutibles y sus efectos completamente naturales, esto debido a que los injertos poseen particularidades genéticas que evitan que los pelos se vean afectados por la alopecia. Después de una intervención de microinjerto capilar, el post- operatorio tiene un promedio de duración de aproximadamente una semana, los primeros efectos serán visibles después de tres meses y el resultado final, al año. Las ventajas más importantes de someterse a una intervención de microinjerto capilar son las siguientes:

Procedimiento definitivo
No hay duda al respecto, si se comienza a pensar en la posibilidad de someterse a una intervención de microinjerto capilar es porque se observan indicios razonables que indican la caída del pelo. Sin embargo, si la pérdida es leve, se pueden optar por otro tipo de tratamientos. Algunos tratamientos farmacológicos activan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo para que los nutrientes se desplacen con más eficiencia a los folículos pilosos y retrasen la caída del pelo; otros restringen la proliferación de dihidrotestosterona, que es la hormona culpable de la alopecia.

Este tipo de tratamientos son temporales ya que su función sólo retrasa la caída del pelo y actúan dependiendo del grado de la caída. Un caída leve se pueden frenar con estos fármacos, no obstante, si estamos ante una caída de pelo severa, es necesario optar por alternativas contundentes como el microinjerto capilar.

El microinjerto capilar es un procedimiento efectivo para terminar con la alopecia ya que, como mencionamos anteriormente, se injertan folículos resistentes en las zonas donde el pelo no existe y no volverá a crecer.

Intervención segura
El microinjerto capilar es una intervención quirúrgica leve, lo que significa que no requiere el ingreso del paciente ni administrar ningún fármaco excepto anestesia local. Con el método FUE es necesario rapar la zona donante del paciente pero la mayoría de hombres se inclinan por el afeitado total de la cabeza, de esta manera el pelo crecerá uniformemente por todas las zonas.

Resultados naturales
El pelo injertado pertenece al propio paciente. Tras un procedimiento de microinjerto capilar el folículo piloso retornará al flujo sanguíneo del cuero cabelludo con el fin de percibir los nutrientes que previamente recibía, aunque en un nuevo lugar. Por este motivo, es posible reconquistar la imagen perdida.

Las clínicas Kaloni avanzan hacia la evolución
La tricología avanza sin descanso. Constantemente surgen nuevos avances que aminoran el proceso imparable de la caída del pelo y aumentan su crecimiento. También se estudia la posibilidad de originar folículos pilosos fuera del cuero cabelludo e inventar nuevas tecnologías que erradiquen la alopecia androgenética para siempre.

Si quieres recuperar tu imagen perdida, no lo dudes más y ponte en contacto con las clínicas Kaloni.

Boton Formulario
X
Agende su valoración

Conozca nuestros horarios que tenemos para usted al seleccionar la sucursal de su preferencia.